MunicipiosPORTADA

En Tlaxcala debe cambiar la manera de vender pollo: SESA

  • Los comerciantes asumirán la responsabilidad de ofrecer productos en condiciones adecuadas, refrigerados y con medidas de higiene, pero tomará tiempo, advirtió el secretario de salud

Los comerciantes dedicados a la venta de carne de pollo deben cambiar la manera de ofrecer sus productos, consideró el secretario de salud en Tlaxcala, Rigoberto Zamudio Meneses.

Ante el incremento de casos sospechosos y positivos del síndrome de Guillain-Barré y el cierre de comercios derivado de la falta de condiciones óptimas para la conservación de la carne, el secretario de salud consideró que, a partir de ahora, se deben tomar medidas y estas se deberán acatar para ofrecer mejor calidad.

La responsabilidad de mantener el pollo en buenas condiciones y evitar que llegue contaminado a los consumidores finales recaerá en cada establecimiento, resaltando que esto llevará tiempo, pero con la adecuada concientización será posible. Para su conservación, la carne de pollo debe mantenerse en refrigeración y a una temperatura de entre 4 y 6 grados centígrados.

“Recordemos que nos llevó cuatro años aprender a utilizar cubrebocas, nos llevó cuatro años aprender a estornudar, al saludo cordial, no saturar espacios públicos, entonces mantener el pollo en refrigeración, tener espacios limpios, aprender a conservar la carne también llevará tiempo, pero ya dimos el primer paso”, resaltó.

Y es que, la clausura o suspensión de actividades de algunos negocios no fue sin consentimiento de los propietarios, por el contrario, en todo lugar se solicitó permiso de revisión; de manera desafortunada eran lugares donde desde los dueños hasta los trabajadores estaban acostumbrados a tener poca higiene, a no refrigerar el producto, y en algunos casos eso se hacía normal.

“Vamos a tener que adquirir la cultura de la prevención ahora con la carne de pollo, vamos a tener que exhortar desde los negocios grandes hasta los más pequeños a cuidar lo que venden, y a los consumidores a cuidar lo que compran para evitar enfermedades”, reconoció.

Por último, Rigoberto Zamudio dijo que tras las medidas que se adoptaron en la entidad para prevenir el Guillain-Barré, en los últimos días se puede notar una diferencia en las gráficas, y es que el número de casos sospechosos o personas que llegaban a los hospitales o centros de salud con síntomas similares a los del síndrome ha disminuido, además, el número de casos confirmados también se estabilizó, pasando de más de 20 a la semana a menos de 5, en el último corte.

El número de defunciones relacionadas con Parálisis Flácida Aguda se mantiene en tres y, en cambio, el número de pacientes recuperados y dados de alta en los hospitales aumentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *