Denuncian «novatadas» en Normal Rural, CEDH ya investiga

  • Desde el inicio de la semana padres de familia de aspirantes hicieron saber posibles agresiones dentro de la escuela, además de la presencia de hombres de otras Normales

Personas que se dijeron padres de familia de jóvenes que aspiran a ingresar a la Normal Rural “Benito Juárez” del municipio de Panotla, denunciaron presuntos abusos por parte de las ya estudiantes en contra de quienes aún no tienen un lugar asegurado en la institución.

Señalaron que las prospectas fueron posibles víctimas de maltrato físico y psicológico, y que ninguna autoridad escolar estuvo presente, por lo que pidieron que instancias y dependencias tomarán cartas en el asunto para frenar lo que dijeron, fue parte de la “novatada” que anualmente las normalistas realizan contra quienes ingresan como nuevas alumnas a la escuela.

Desde el lunes pasado, hicieron saber a medios de comunicación que por la noche se escuchaban disturbios, señalaron que fue porque las aspirantes a un lugar en la Normal fueron sometidas a realizar actividades y labores sin darles de comer.

 También expusieron que aparentemente también había dentro de la institución alumnos de otras escuelas, no sólo mujeres, sino también hombres que acosaron a las jovencitas, y para que no pudieran comunicarse con sus familiares para quejarse les retiraron sus teléfonos celulares.

Ante la denuncia, solicitaron que policía municipal diera rondines por la zona para cerciorarse de que todo estuviera bien, pero al parecer no hubo nada que reportar, ya que de haber sucedido lo que los tutores relataron, se dio al

Derivado de los señalamientos, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) tomó cartas en el asunto e investigará, abriendo el expediente correspondiente por las presuntas irregularidades cometidas en contra de las futuras profesoras.

El órgano autónomo informó que estudiantes de la Normal Rural habrían agredido de forma física y psicológica a las nuevas alumnas como parte de su “novatada”.

Ayer, un supuesto comité de representantes de las normalistas dio un posicionamiento, en donde desmintieron las quejas y tacharon de “amarillistas” a los medios de comunicación que dieron voz a los padres de familia.

“En ningún momento hemos sido agredidas ni física ni verbalmente, nadie de los que estudian aquí. Nuestra institución se encarga de formar docentes y no estamos en las condiciones de generar violencia”, dijeron.

Sin embargo, la CEDH ya comenzó a trabajar y pidió a los directivos denunciar los casos de violencia escolar, además de recomendar la implementación de estrategias de vigilancia para evitar casos de acoso o violencia entre las estudiantes, a fin de que dentro y fuera de la institución se conviva dentro de una cultura de paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.