Cuestiones personales son responsabilidad de párrocos: Diócesis de Tlaxcala

  • Código de la iglesia prevé algunas sanciones tanto en derecho canónico como de las medidas disciplinarias

Isabel Polvo

El vocero de la Diócesis de Tlaxcala, Ranulfo Rojas Bretón informó que, de acuerdo con el ordenamiento de la iglesia los asuntos personales o institucionales se enfrentan por separado, pues al momento de la ordenación sacerdotal los mismos firman una carta de deslinde, por lo que, el párroco de la Iglesia de Santa María Magdalena de Tlaltelulco deberá enfrentar la situación legal sólo.

 “En la ordenación de los sacerdotes firman una carta de deslinde donde los asuntos personales que tienen que ver directamente con la vida moral personal, son responsabilidad particular y no de la iglesia”, subrayó

Lo anterior, después de que la madrugada de este jueves el párroco del municipio de Tlaltelulco, Agustín N., de 54 años de edad , fuera señalado por una mujer de presunto intento de acoso, y de resultar así la iglesia no intervendrá en su defensa, ya que, se trata de una tema personal y no institucional.

El tema casi deriva en un linchamiento, al hacerse público el hecho, por lo que, fue agredido de forma física por aparentemente familiares de la víctima; por lo que intervinieron elementos de seguridad municipal y hasta ahora se encuentra en calidad de detenido, hasta en tanto se haga oficial la denuncia para definirá su situación legal.

 Al respecto, Rojas Bretón lamentó que en este tipo de señalamientos se vea involucrado un párroco.

No obstante, sobre la acción que emprenderá la diócesis dependerá de la situación legal del párroco y conforme avancen las investigación se definirán las medidas.

Añadió que el código de la iglesia prevé algunas sanciones tanto en derecho canónico como de las medidas disciplinarias.

“Estamos hablando de un hecho que pasó el día de (ayer) y todavía está en calidad de presentado, se tiene que atender el proceso legal y obviamente, se tendrá que ver deslindar su situación jurídica  que está en manos del juez, después de eso se tendrá que ver la situación en que procede, por lo pronto, a partir de este señalamiento, él seguramente tendrá que enfrentar su situación de manera personal y ese es el recorrido de trámites ordinarios, todavía no es un asunto que se tenga que checar la Iglesia porque necesitamos el informe,  los datos periciales y la situación jurídica para ver directamente al Obispado que medidas tomará”.

Finalmente, dijo que en la entidad es el primer caso que se registra de supuesto acoso, aunque hasta ahora se tiene conocimiento de que se trata de tocamientos.

 “De acuerdo a la tarjeta, se trata dijeron de tocamientos, no sé jurídicamente como se catalogue si como acoso o abuso sexual, el señalamiento es tocamiento”, refirió.