Municipios

Ahora en San Pablo del Monte, encuentran a un joven sin vida

  • Estaba dentro de su domicilio, trascendió que su pareja lo encontró suspendido del cuello; en otro barrio los paramédicos atendieron un segundo caso por intento de suicidio

Un joven de alrededor de 23 años fue hallado sin vida dentro de su domicilio en la comunidad de San Cosme, del municipio de San Pablo del Monte, a menos de 12 horas de que dos cuerpos hubieran sido encontrados en Tenancingo, la demarcación vecina.

Los servicios de emergencia recibieron la alerta la tarde del lunes luego del reporte emitido al 911 en el que se hizo saber que un joven yacía inconsciente sobre el piso de su casa, aparentemente sin signos vitales.

Trascendió que quien lo encontró fue su pareja y estaba suspendido de una cuerda al cuello, y al tratar de reanimarlo notaron que no respondía a ningún estímulo y llamaron de inmediato al número de emergencias.

Cuando los paramédicos llegaron solo pudieron constatar el deceso, dando parte a las autoridades de procuración de justicia para el levantamiento del cuerpo y para iniciar las investigaciones que tengan lugar.

Elementos de la policía municipal acordonaron el lugar en espera de los representantes de la dependencia encargada de procurar justicia, quienes hicieron lo propio con la finalidad de esclarecer los hechos.

Más tarde, paramédicos del municipio atendieron un segundo llamado, en esta ocasión se trató de un joven que atentó contra su vida en el barrio de Tlaltepango.

El reporte hizo saber que, al parecer, el joven de edad mediana decidió por alguna razón tomar la puerta falsa y se cortó las venas. De manera afortunada sus familiares se dieron cuenta a tiempo y solicitaron una ambulancia, desconociendo aún el porqué de su decisión.

Del caso del deceso, serán las autoridades estatales las encargadas de los trabajos de investigación, así como las diligencias y recolección de datos, indicios y pruebas que puedan servir para conocer con exactitud las causas del fallecimiento y, en su caso, fincar o deslindar responsabilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *