OPACIDAD Y PÉSIMO CONTROL PRESUPUESTAL EN EL MUNICIPIO DE TLAXCALA

  • En contravención a ley, la administración de Corichi incumplió diversos postulados básicos de contabilidad gubernamental en sus primeros cuatro meses de gestión.

Por José Luis Ramírez Romero

La administración que encabeza el alcalde Jorge Corichi incumplió diversos postulados básicos de contabilidad gubernamental en la integración de la cuenta pública municipal del periodo del 31 de agosto al 31 de diciembre de 2021, con lo cual contravino la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la Ley de Fiscalización Superior del Estado de Tlaxcala y sus Municipios.

De acuerdo con el Informe Individual del Resultado de la Revisión y Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2021 del Municipio de Tlaxcala, de la verificación a los registros contables, se desprende que el gobierno capitalino no realizó algunos de sus registros contables en apego a dichos postulados, que son fundamentales para “la identificación, el análisis, la interpretación, la captación, el procesamiento y el reconocimiento de las transformaciones, transacciones y otros eventos que afectan al ente público y sustentan de manera técnica el registro de las operaciones, la elaboración y presentación de estados financieros”.

En este sentido, y considerando los acuerdos emitidos por el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC), se advierte que la administración de Corichi incumplió con el principio de “Revelación Suficiente”, el cual implica que los estados y la información financiera deben mostrar amplia y claramente la situación financiera y los resultados del ente público “para una adecuada evaluación cuantitativa, cumpliendo con las características de objetividad, verificabilidad y representatividad”.

También, infringió el principio de “Devengo contable”, por el cual los registros contables del ente público se deben llevar con base acumulativa para efectos de evaluación y seguimiento de la gestión financiera.

Cabe recordar que, del análisis del registro contable y presupuestario de las operaciones realizadas en los primeros cuatro meses de gestión de Jorge Corichi, el OFS identificó subejercicios en diferentes capítulos del gasto, “lo que denota falta de control presupuestal”, en contravención de la normatividad aplicable.

Además, constató que no hizo de conocimiento a los habitantes de la capital, al menos a través de su página oficial de Internet, el monto de los recursos recibidos durante el periodo fiscalizado, ni las obras y acciones a realizar, ni tampoco el costo de cada una, su ubicación, metas, beneficiarios y el avance del ejercicio de los recursos trimestralmente, mucho menos transparentó, al término del ejercicio, los resultados alcanzados en los términos de la Ley.

Lo anterior, supone áreas de oportunidad para que se corrijan deficiencias que, en el futuro, le permitan al municipio rendir cuentas de forma veraz y oportuna, interpretar y evaluar el comportamiento de la gestión pública, sustentar la toma de decisiones, y apoyar en las tareas de fiscalización.