Tlaxcaltecas no se confían, mantienen medidas sanitarias

  • Pese al semáforo verde por el coronavirus, en negocios no bajan la guardia, siguen pidiendo entrar con cubrebocas y usar gel antibacterial

Desde el lunes, el Estado de Tlaxcala se ubicó en el color verde dentro del semáforo epidemiológico por el coronavirus, lo que fue motivo para que las autoridades anunciaran nuevas medidas que incluyeron la apertura de centros recreativos, parques y zonas ecológicas, sin embargo, pese a que aparentemente se relajaron las restricciones, los tlaxcaltecas no se confían y mantienen vigentes las medidas sanitarias.

En los negocios, principalmente, no bajan la guardia y, al igual que en el semáforo naranja, continúan recomendando que para acceder las personas usen obligatoriamente cubrebocas, pasen por un tapete sanitizante, se desinfecten las manos con gel antibacterial y, en algunos casos, se tomen la temperatura.

Las medidas sanitarias que han permanecido desde hace más de un año se han vuelto un hábito, las personas, en las calles y el transporte público prefieren seguir los cuidados para la salud, y aunque desde el fin de semana pudo notarse una mayor movilidad en las calles debido al Día de las Madres, todos prefieren no confiarse y permanecer atentos ante cualquier situación.

Y es que dijeron, el semáforo verde no es sinónimo de que el virus ya no está, o que ya cedió y todos pueden salir a la calle con seguridad, sino más bien es una oportunidad para que la economía se recupere, pero sin bajar la guardia porque en cualquier momento de descuido las cifras de contagios pueden incrementar.

Gerardo, habitante de la capital, dijo que en su caso prefiere salir al trabajo y respetar las medidas como si el semáforo se encontrara en color naranja, evita los lugares concurridos, no se quita el cubrebocas y constantemente se está aplicando gel antibacterial, además de que si entra a alguna tienda o negocio prefiere guardar la sana distancia.

Esto, dijo, ayudará a mantener los números de contagios a la baja, pero si las personas se confían y relajan las medidas, es posible que en dos o tres semanas nuevamente los casos de coronavirus incrementen.

Maricela, dueña de un establecimiento de ropa, comentó que no quitará el tapete desinfectante, seguirá dotando de gel antibacterial a sus clientes y no permitirá la entrada sin cubrebocas, pues el semáforo verde no significa que todo volvió a ser como antes.

En los centros comerciales y tiendas de autoservicio las medidas sanitarias tampoco se han relajado, por el contrario, continúan vigentes y todos deben respetarlas, mantener el cuidado de la salud será decisivo para que, dentro de dos semanas, las autoridades determinen si Tlaxcala permanece en verde o nuevamente regresa a otro color, de acuerdo con la evolución de la pandemia e números.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *