Tlaxcala cuenta con un Sistema Estatal de Verificación Vehicular de vanguardia

  • A través de la SMA, se vigila el ciclo completo de operación de los Centros de Verificación Vehicular, que va desde el control de la venta y asignación de certificados-hologramas, hasta la administración y vigilancia de las pruebas de emisiones.

Por José Luis Ramírez Romero

En el Estado de Tlaxcala, el Sistema Estatal de Verificación Vehicular (SEVE) está regido por una plataforma tecnológica que maneja el proceso global y particular de las inspecciones vehiculares realizadas en la geografía estatal.

Se trata de un conjunto de procedimientos regidos por hardware y software especializado para centraliza los datos de las Unidades de Inspección de Emisiones Contaminares Vehiculares (UIECV), mejor conocidos como Centros de Verificación o Verificentros

De esta manera, el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente (SMA), vigilar el ciclo completo de operación de las UIECV, que va desde el control de la venta y asignación de certificados-hologramas, hasta la administración y vigilancia de las pruebas de emisiones, además del análisis de datos.

Lo anterior, bajo un enfoque de mejora continua del programa de verificación estatal y las políticas públicas, a fin de cumplir con los requerimientos establecidos en las Normas Oficiales Mexicanas de Verificación Vehicular (NOM-045-SEMARNAT-2017, NOM-047-SEMARNAT-2014 y NOM-167-SEMARNAT2017), la Ley de Infraestructura de la Calidad, el Reglamento de la Ley Federal de Metrología y Normalización, el Programa de Verificación Vehicular Obligatorio (PVVO) y los particulares de la Entidad.

En este contexto, el SEVE contempla los procesos realizados por los Centros de Verificación, como son la digitalización de los requisitos de entrada al proceso de inspección (como tarjeta de circulación, identificaciones del usuario, número de serie entre otros datos), los métodos de prueba estático, dinámico, opacidad y el Sistema de Diagnóstico a Bordo (SDB) establecidos en la NOM aplicables, y la impresión de los resultados de los métodos de prueba como lo son los certificados tipo: 00,0, 1, 2, Rechazo e Informe SDB, entre otros.

Pero también, los procesos realizados por la autoridad, como la vigilancia de las operaciones de las UIECV, el expediente electrónico de cada verificación o inspección, los reportes de la base de datos, el manejo de indicadores, los reportes dirigidos a la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), la comunicación con proveedores, la administración de los límites de emisiones, las altas y bajas de personal de los verificentros y la administración de calibraciones, por referir algunos.

De acuerdo a la SMA, el SEVE ofrece varios beneficios, como contar con un sistema único en su estilo que lleva la operación de la verificación vehicular a “un nivel más alto de control y mejora continua”, y permitir que sus operadores se profesionalicen en emisiones contaminantes, análisis de datos y demás herramientas para su uso a plenitud, lo que eleva la seguridad de la información y robustez de la aplicación.

De hecho, el centro de datos donde reside la información de las verificaciones está certificado con normatividad internacional ISO 27001 (Seguridad de la información), como lo marca la NOM-167-SEMARNAT-2017.

Asimismo, ofrece accesos controlados, por lo que nadie sin acceso autorizado puede realizar operaciones, y su tiempo de implementación es relativamente corto respecto a otros programas similares en otras entidades.

Y a nivel de Centros de Verificación, permite la sana competencia entre proveedores de equipo de verificación y que las UIECV mantengan su sistema de gestión de calidad de forma más estandarizada para así obtener/mantener su acreditación vigente.

Al respecto, los concesionarios están obligados a conectarse al SEVE , y la información que se genere de la prestación del servicio público de verificación vehicular (registros, datos, video y archivos digitales) pertenecerá al Gobierno del Estado, por lo que los concesionarios no podrán acceder a ella o utilizarla sin previa autorización de la SMA o a través de los procesos autorizados según corresponda, de acuerdo con la normatividad aplicable para la Protección de Datos Personales.

De igual forma, están obligados a evidenciar con video las actividades de su operación y cumplir con los términos de la infraestructura tecnológica solicitada en su concesión o circulares de cumplimiento emitidas por la SMA.

Ello implica que las versiones de software autorizado se emitirán a través de la circular u oficio correspondiente, y la instalación o remoción del software será a través de los proveedores autorizados en conjunto con personal de la Secretaría.

Es así que, con el SEVE, el Estado de Tlaxcala cuenta con un programa de verificación a la altura de las exigencias de la CAMe y de los requerimientos normativos vigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.