Sin ley Zacatelco, negocios hacen lo que quieren durante pandemia

Mientras unos tienen prohibido abrir, por la contingencia, otros trabajan de manera normal, como el del alcalde; la dirección de comercio sólo multa a los que le conviene

El municipio de Zacatelco continúa siendo una demarcación sin ley; por un lado, quienes aplican las reglas a su conveniencia y guiados por sus intereses, la mayoría económicos, y por otro quienes desobedecen, en algunas ocasiones protegidos por las mismas autoridades.

Y es que mientras algunos comerciantes y pequeños empresarios tienen prohibido abrir las puertas de sus negocios debido a la contingencia por el coronavirus, otros no han dejado de laborar en ningún momento sin ofrecer productos o servicios esenciales, incluyendo un negocio del presidente municipal, Tomás Orea Albarrán.

La dirección de desarrollo económico municipal ha sido corrupta y cargada hacia los intereses de unos cuantos, como los de Orea Albarrán y sus seguidores, mientras que a quienes trabajan de manera honrada les han puesto trabas y condiciones.

Recientemente un grupo de personas de la cuarta sección denunció el caso de un antro-bar que opera fuera de la ley cerca del centro deportivo ejidal “El Chatlatl”, y en donde pueden verse una serie de irregularidades que todos notan, excepto las autoridades.

Ese grupo de personas dijo que se trata de una cantina y prostíbulo que abre sus puertas todos los días a todas horas y nadie hace nada.

 “Se llama “La Cuarta”, dicen, y ahí dejan entrar a jóvenes hombres y mujeres menores de edad, se ubica entre barranca seca y calle Cruz Colorada, de la cuarta sección; abren desde antes de las 18:00 horas y cierran hasta altas horas de la noche.

“Mientras los gimnasios no tienen permiso para ser abiertos, los bares y prostíbulos como el de la cuarta sección abren todos los días y no son sancionados; los centros deportivos están cerrados a excepción del negocio del presidente municipal, que no ha cerrado y es vigilado por policías municipales a diario”, aseguraron los quejosos.

El encargado de la dirección de comercio, sostuvieron, es una persona corrupta, es un títere de Tomás Orea y sólo obedece lo que le conviene, pero también es de reconocer que el ayuntamiento está secuestrado por alguien que ya no sabe ni siquiera lo que hace”, expresaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.