Residentes de Bejing inundan los supermercados

Los residentes de Beijing corrieron a los supermercados el jueves 12 de mayo, mientras los funcionarios chinos intentaban frenar el creciente pánico por el rumor de que la capital sería puesta bajo órdenes de quedarse en casa.

La ciudad ha estado tratando de acabar con una ola de casos en las últimas semanas, cerrando estaciones de metro y diciéndoles a muchos residentes que trabajen desde casa, con cientos de comunidades acordonadas para contener los casos.

Los residentes de Beijing temen que puedan enfrentar medidas draconianas similares a las que han atrapado a la mayoría de los 25 millones de habitantes de Shanghái en sus hogares durante semanas, después de lo que inicialmente se describió como un cierre de varios días.

No se anunció el cierre el jueves, pero las autoridades confirmaron que comenzarán tres rondas más de pruebas masivas para los residentes en 12 de los principales distritos de la ciudad y «recomendaron» que las personas se queden en casa y «reduzcan el movimiento» durante ese tiempo.

La Comisión Nacional de Salud informó el jueves de 47 casos de COVID-19 en Beijing, incluidos 11 que no tenían síntomas.

Según un rastreador en línea de Tencent, Beijing tiene más de 650 áreas que están bajo restricciones de COVID-19, incluidas aquellas con órdenes de quedarse en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.