Primero los casa, luego se arrepiente

  • Iglesia rechaza los símbolos de la Alemania nazi utilizados por una pareja que contrajo matrimonio, pero el párroco que ofició la misa, sí cobró

Tarde reaccionó la iglesia, luego de entrar en polémica por el casamiento de una pareja en la parroquia de Santa Cruz Tlaxcala y en donde fueron utilizados, en el atuendo de los novios, símbolos y vestimentas característicos del ejército de la Alemania nazi, el cual es recordado por el asesinato de más de 6 millones de personas causado durante los años en que Adolf Hitler mantuvo el poder.

La iglesia primero casó a la pareja y luego se arrepintió de haberlo hecho, sin embargo, el acto ya estaba consumado y aunque a través de la vocería oficial de la Diócesis quisieron enmendarlo, ya no pareció que fuera por ética o por servir a Dios, sino más bien por la presión social que se había desatado.

El martes pasado, medios de comunicación de la entidad dieron a conocer que una pareja había contraído matrimonio con una temática muy peculiar y hasta un tanto polémica, pues se dijeron pertenecientes a un club a favor de los nazis y con este atuendo se presentaron ante el altar.

El novio vistió un traje de oficial del ejército alemán de la primera mitad del siglo pasado, incluyendo la pistola al cinto y el símbolo de la esvástica (cruz gamada) de los nazis, quienes adoptaron este elemento como un reflejo del poder de Hitler, pero también como símbolo de odio.

El sacerdote fue el primero en reaccionar, diciendo que no sabía que la boda llevaría esta temática, pero esta declaración fue hecha después de haber dado la bendición de Dios a la pareja, es decir, después de que le pagaron y después de que vio de frente que el novio iba vestido de esta manera.

El sacerdote, por ética, tenía la libertad de decidir si casaba o no así a los novios, aunque fue claro que no pudo resistirse al poder de recibir la cuota correspondiente a sus servicios, lo que propició que al día siguiente la Diócesis emitiera un comunicado.

En este documento, la iglesia católica manifestó su rechazo ante los signos que se utilizaron en una celebración del Sacramento del Matrimonio, realizada en días pasados en la parroquia de Santa Cruz Tlaxcala, donde el novio y algunos invitados se presentaron simulando ser aparentemente oficiales de la SS de la Alemania Nazi.

Pero en ningún momento dice que la iglesia rechaza el dinero que hubo de por medio para el sacerdote a cambio de llevar a cabo la eucaristía y bendecir la unión.

“La iglesia siempre ha sido y será promotora de los valores evangélicos a favor de la vida, la libertad, el respeto, la paz, la justicia que, a la purificación de la memoria a la que nos impulsan aquellos hechos de horror (los cometidos por los nazis) crezcan múltiples iniciativas que pongan un límite al mal y den fuerza al bien”, dice el comunicado como intentando justificar al cura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.