Pago de prestaciones divide a ayuntamiento de Xiloxoxtla

  • Regidores denunciaron falta de prestaciones ante el TET y, en consecuencia, el alcalde quería exhibirlos por corruptos, la resolución benefició a los integrantes del cabildo

El reclamo de algunos regidores por el pago de prestaciones del fin de año, como aguinaldos y vacaciones, mantiene dividido al ayuntamiento de Xiloxoxtla, situación que al término de la administración municipal podría complicar los últimos trabajos entre el alcalde y el cuerpo colegiado.

Por lo menos tres regidores denunciaron ante el Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET), las presuntas anomalías que el presidente municipal, Jaime Pérez Juárez, cometió hace unos meses al negarse a pagar prestaciones de ley, y en respuesta, el alcalde intentó exhibir el nulo trabajo de los miembros del cabildo.

Por ambas partes hubo ataques, los regidores por la parte legal y el munícipe intentando salir bien librado, pero al final la resolución fue a favor de los regidores y Jaime Pérez también terminó exhibido, cuando una mujer habló en su contra, tachandolo de acosador desde el año pasado.

El pasado 27 de abril, el ayuntamiento de Xiloxoxtla recibió un dictamen proveniente del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) en donde se le ordena pagar la prima vacacional y gratificación de fin de año a tres regidores.

El ayuntamiento impugnó la resolución argumentando que el magistrado que emitió la sentencia está ordenando el pago de derechos inexistentes, pues los regidores no pueden recibir, por ley, dichos conceptos.

La dirección jurídica del ayuntamiento alegó que los regidores no gozan de pago de prima vacacional ni gratificación de fin de año, pues acceder a esto significaría otorgar recursos que no están reconocidos en el presupuesto de egresos y el tabulador del gobierno en turno.

Por otra parte, en mayo de 2020 una exempleada de la administración municipal, que fue contratada como secretaria, ventiló supuestos condicionamientos del alcalde para seguir trabajando, entre ellos favores personales que se negó a cumplir, dejándola entonces sin trabajo.

Esto sería lo que detonó el problema con los regidores y por lo que ahora el ayuntamiento tendrá que pagar, pues la secretaria fue asignada a las regidurías y, presuntamente por no acceder a chantajes esta se quedó sin empleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *