Moches en Acuamanala

PERSPECTIVA; OPINIÓN 

En el municipio de Acuamanala está a punto de estallar un conflicto entre los propios integrantes del Ayuntamiento. 

El recorte financiero a las finanzas de las comunidades implementado a sus respectivos gastos corrientes, es el inicio del malestar que han empezado a expresar los presidentes de comunidad, señalando a la presidenta municipal, María Catalina Hernández Águila, de incurrir en “anomalías”. 

Las ministraciones económicas que cada mes se entregan a las presidencias de comunidad del municipio, es de 16 mil 987.75 pesos por concepto de gasto corriente, cifra que recibieron de enero a junio de este 2020. 

Esta cantidad se encuentra autorizada y validada por los integrantes del Cabildo municipal desde inicios de este ejercicio fiscal de 2020, donde se estipuló que mensualmente cada comunidad recibiría poco más de 16 mil pesos por concepto de gasto corriente para el Ejercicio Fiscal que está por concluir. 

No obstante de lo anterior, la alcaldesa María Catalina Hernández y la Tesorera Municipal Ernestina Conde Lira, han mochado el recurso económico mensual que les corresponde a cada una de las presidencias de comunidad de Acuamanala. 

Esto, a pesar de que el presupuesto autorizado para cada presidencia de comunidad de enero a diciembre de 2020, es de 203 mil 507.28 pesos anuales. 

Y fue desde el pasado mes de julio de 2020, que el gobierno municipal ha comenzado a realizar descuentos al gasto corriente, y el total a descontar hasta el último mes de 2020, es por la cantidad total de 27 mil 629.901 pesos, cantidad que ha sido descontada a cada uno de los presidentes de comunidad en los meses correspondientes al segundo semestre de este año. 

Los presidentes de comunidad han iniciado un frente para encarar a la alcaldesa María Catalina Hernández y reclamar su recurso económico que les corresponde. 

Este descontón financiero, no ha sido autorizado en el Cabildo porque no se ha realizado ninguna reunión en la que se autorice algún cambio en el presupuesto de Egresos del Municipio de Acuamanala. 

El recorte económico tampoco se ha formalizado en la calendarización del presupuesto a las presidencias de comunidad respecto al gasto corriente que percibimos mes con mes. 

Este moche financiero en Acuamanala, se ha empezado a desbordar señalando a la presidenta municipal María Catalina Hernández, de incurrir en un claro indebido uso y aplicación de los recursos públicos que le están siendo asignados.  

Este movimiento de presidentes de comunidad, crecerá en los próximos días por su inconformidad a los moches financieros de los que son víctimas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *