Disfrazado de luchador social, buscaba chantajear al gobierno del Estado, fue asegurado

  • El exdirector de juventud de Apizaco, Javier Torres, utilizaba a estudiantes para vender un supuesto programa de becas del que él obtiene ganancias, como el gobierno no cedió encabezó una manifestación que terminó con su detención

Disfrazado de luchador social para manipular a jóvenes estudiantes hacia sus intereses, el exdirector de juventud del municipio de Apizaco, Javier Torres Hernández, buscaba chantajear al gobierno del Estado para conseguir que le otorgaran el control de un sistema de presuntas “becas” al extranjero.

Posteriormente y tras buscar lograr su cometido encabezando un bloqueo en la zona centro de la capital, Torres Hernández fue asegurado por elementos de la policía estatal, luego de negarse al diálogo y exponer al peligro a decenas de estudiantes, a quienes prometió supuestas becas en el extranjero.

Cerca del mediodía, el exfuncionario del municipio rielero inició una manifestación en la que solicitaron mejores oportunidades para los estudiantes, principalmente para viajar a otros países a través de supuestas becas, diciéndose alumnos de varias instituciones educativas de nivel superior de la entidad.

Representantes de la dirección de gobernación ofrecieron el diálogo, pero, de inicio, adelantaron que probablemente la respuesta sería negativa, ya que, existen otros programas estatales y federales que ofrecen apoyo a los estudiantes desde nivel básico.

Javier Torres rechazó el acercamiento para llegar a un acuerdo en más de dos ocasiones, argumentando que, si el secretario de gobierno no salía para recibirlo personalmente, no desistiría de su manifestación y optó por llevar a sus seguidores a bloquear la avenida Juárez por más de 30 minutos.

Al no llegar a un acuerdo y tras oponerse a liberar la vialidad, elementos de la policía estatal actuaron conforme a sus protocolos y retiraron al disidente, ante la mirada de los jóvenes que lo acompañaban, quienes era claro que no sabían los motivos reales por los que se manifestaban, pues mientras a ellos les hicieron creer que solicitarían becas, la realidad es que su líder intentaba imponer un negocio con el gobierno.

Javier Torres pretendía vender al gobierno estatal el proyecto que fraguó en la administración municipal del panista Julio César Hernández Mejía, haciéndolo pasar como apoyos para que universitarios tlaxcaltecas tengan la oportunidad de desarrollarse en el extranjero, con la intención de convertirlo en un programa estatal y que él quedara al frente.

Sin embargo, tal como se puede ver en la página de Facebook de “Futu Mex A. C.”, organización que el exdirector de juventud apizaquense también dirige, ese proyecto no ofrece becas, sino que su finalidad es conseguir voluntarios para que viajen a otros países para realizar trabajos comunitarios y de apoyo en empresas e instituciones.

El proyecto de Futu Mex se llama “Programa de Movilidad Internacional (PMI)” y es un programa de intercambio de fuerza laboral, y no es un programa educativo ni para universitarios como Javier Torres le hizo creer a muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.