Asegura gobierno estatal que los derechos de los trabajadores no se afectarán por el modelo IMSS-Bienestar

  • El titular de la Segob destacó el desarrollo de las asambleas informativas para transparentar la manera en que el programa federal operará en Tlaxcala.

Por José Luis Ramírez Romero

El secretario de Gobierno, Sergio González Hernández, sostuvo que, en la implementación del programa IMSS-Bienestar en Tlaxcala, la administración estatal se asegurará de que los derechos de los trabajadores no se vean afectados.

Subrayó que, durante el proceso que implica la transición hacia el nuevo modelo de salud, se respetarán las garantías del personal de salud.

Por ello, recordó que en la entidad se llevan a cabo asambleas informativas para transparentar la manera en que el programa federal operará en Tlaxcala.

Mencionó que dichas mesas representan espacios de diálogo para exponer cómo el IMSS-Bienestar, que impulsa el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador busca transformar los servicios de salud en beneficio de los tlaxcaltecas.

En este contexto, González Hernández afirmó que, para la administración que encabeza la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, la salud es un tema primordial, razón por la que se decidió poner en marcha el programa IMSS-Bienestar para mejorar la atención en el sector, asegurar el abasto de medicamentos, brindar servicios integrales y contar con personal médico suficiente.

Cabe mencionar que, el pasado miércoles, el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, desarrolló en Tlaxcala una amplia agenda de trabajo con la gobernadora del estado, la cual abarcó una reunión con personal de salud que se encuentra en proceso de contratación en el nuevo IMSS-Bienestar.

También, un diálogo con diputados locales, quienes, como representantes populares, serán grandes aliados para informar en qué consiste el modelo de atención de salud, tras darles a conocer el proceso que se llevará a cabo para la transición al IMSS-Bienestar.

Finalmente, visitaron el nuevo Centro de Alto Rendimiento en el Centro Vacacional “La Malintzi”, y posteriormente el nuevo Hospital General de Tlaxcala, para revisar los detalles que faltan para que entren en funcionamiento.