Ante negativa de operadores de transporte colectivo, SECTE hace operativos constantes

Es obligación de conductores el uso de cubrebocas, al igual que los pasajeros que diariamente abordan el transporte público. De abril a la fecha suman más de 500 operadores de diferentes rutas que han sido sancionados por no portar el cubrebocas mientras están prestando el servicio

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (SECTE) informó que es obligación de los conductores el uso de cubrebocas por lo que de manera permanente supervisa que operadores cumplan con esta disposición como medida de prevención de contagios por COVID-19. 

Ante la negativa de algunos operadores del servicio colectivo y usuarios de las unidades de transporte, señaló que “hemos recibido quejas del incumplimiento del uso del cubrebocas por parte de los operadores de las unidades de transporte público” y pidió que los conductores utilicen este accesorio como medida de higiene, responsabilidad y obligación para evitar los contagios del coronavirus en la entidad tlaxcalteca. 

Deben recordar todos los conductores que es “su obligación portarlo mientras estén a bordo de la unidad” ya que en el transporte público viajan más de 100 personas al día en diferentes horarios, pero es importante y necesario que sigan y continúen esta medida de higiene y prevención aun estando en semáforo epidemiológico amarillo y para evitar regresar al naranja y avanzar próximamente al color verde. 

La SECTE que encabeza José Luis Ramírez Conde realiza desde el pasado mes de abril operativos constantes para estar supervisando el cumplimiento de dicha disposición, sumando a la fecha poco más de 500 operadores de diferentes rutas que han sido sancionados por no portar el cubrebocas mientras están prestando el servicio.

Disposición que aplica no sólo para los operadores de transporte público sino para los usuarios que abordan las unidades, por lo que la ciudadanía debe ser corresponsable para contribuir al cumplimiento de esta medida. 

La SECTE mantiene los recorridos de supervisión en sitios, bases y terminales para exhortar a concesionarios, operadores y representantes de las rutas a no bajar la guardia y mantener las medidas de higiene sanitaria tanto en estos lugares como en las unidades. 

Finalmente, la dependencia recomendó fortalecer las medidas sanitarias, como estornudar con el antebrazo, evitar tocar las superficies de la unidad, entregar el costo del pasaje directamente al operador, y en la medida de lo posible lavarse las manos o utilizar alcohol gel antes, después de hacer uso de las unidades y el uso de cubrebocas obligatorio en lugares públicos como tiendas de autoservicio, comercios, tianguis, mercados y el transporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *